Don Román, el minutero de Segovia

1524820_717674348293006_8457059754509771743_n

Don Román, el minutero de Segovia

¿Conocéis a Don Román?

Con su bigote blanco. Sus manos lentas y seguras. Su mirada de estar viendo más allá de lo que aparentemente mira. Como él mismo dice… “yo es que… veo poco, pero veo mucho”.

Y es que, amigos… nos acostumbramos al mundo como si éste fuese algo normal y no una casualidad milagrosa en mitad del universo. Caminamos mirando hacia el suelo para evitar al desconocido que se para en tus ojos, sin querer, como con vergüenza.

Nos acostumbramos al escenario de la calle, al escenario de la plaza mayor, al escenario del señor que se sienta a tu lado en el metro. Un decorado sin historia.

Hasta que de pronto, conoces a un personaje como Don Román,que parece haberse escapado de un cuento maravilloso. Una persona tan entrañable, tan única, que te rompe los esquemas… te hace querer mirar a los ojos.

DR

Su oficio, desde 1942, es el de minutero. Y él es, ni más ni menos, que El Minutero de Segovia.

Pero quizás ya muchos no sepáis qué es un minutero (olvidándonos de los terribles relojes), así que os lo explico…

Los minuteros se dedicaban a viajar entre ferias y fiestas, o simplemente a esperar en las calles y los parques, acompañados de su cámara (de esas antiguas gigantescas) y de algunos decorados con los que posar. Hacían fotos que revelaban en el momento y que vendían a los retratados.

Don Román tiene su propio lugar en nuestra ciudad: en la plaza de Juan Bravo, junto a las sirenas, señalado con una placa en la pared.

el-rincon-del-minutero_4365571

Lleva ya más de 70 años haciendo fotos en el mismo rincón, luchando contra los foto-matones, contra las cámaras de última generación, los móviles y los selfies… Su oficio, nacido a finales del siglo XIX, es hoy en día: el sueño real de unos pocos románticos que resisten.

Hoy tiene 89 años y, como veis en este breve (pero inmenso) documental que Rafael Neveiro Vázquez publicó en 2012, conserva la sonrisa de un crío feliz con sus juguetes.

Enlace: https://www.youtube.com/watch?v=fCZW1EOSMYc Don Román “El minutero de Segovia”.

Aunque él no lo dice, es conocido por muchos como el último minutero en activo del país. Aunque si hablamos de antigüedades… ¡su cámara lo es mucho más! No sabemos su edad con exactitud, pero ya ha cumplido los 100 años y antes de Román tuvo algún dueño. Supongo que lo que esa cámara ha grabado con luz en su interior es un tesoro enorme de historias.

Este fin de semana que está al caer, 23 y 24 de abril de 2016, se celebra en Segovia el 9º Encuentro Nacional de Fotógrafos Minuteros.

iphone febrero 2016

Os invito a que os pongáis vuestro mejor abrigo y os paséis, curioseéis entre las cámaras antiguas, converséis un rato con los fotógrafos, observéis la magia de un revelado auténtico en directo y… por supuesto, os hagáis una foto bonita al estilo más tradicional.

Os dejo también un enlace a la página de Facebook de nuestro minutero, en el que de vez en cuando se publica alguna noticia relacionada.

https://www.facebook.com/pages/El-minutero-de-Segovia-Angel-Rom%C3%A1n-Allas/190022634391516

Y vosotros… ¿habéis tenido la suerte de conocerle? ¿qué sabéis o recodáis de él?

MinuteroSegovia

MC

<< >>

Dejar Un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

pinos silvestres bajo la nieve

Rastros en la nieve

Fotografía, Naturaleza

Al fin la nieve cubre nuestras montañas. Un reclamo difícil de resistir para aquellos que tienen querencia por el campo. De repente todo son prisas: amanece el domingo y ya estamos buscando guantes, cuellos y abrigos, apretujando los pies en las botas tras dos buenos pares de calcetines. Mientras, miramos con esperanza y temor a un cielo que […]

segovia 1920

Viaje al pasado a través de la fotografía: Segovia 1920-1930

Curiosidades de Segovia, Fotografía, Viaje al Pasado

A la fotografía le debemos muchos viajes al pasado, muchas caras antiguas, muchos paisajes extinguidos: una batalla ganada contra el olvido A veces no imagino un mundo sin fotografías. Miraríamos hacia atrás dentro de nosotros mismos y todo sería confuso: quizás no practicásemos tanto la nostalgia. Pero lo cierto es que el mundo está lleno […]