Guiomar: mucho más que la estación de AVE de Segovia

Guiomar

Guiomar: mucho más que la estación de AVE de Segovia

Hace ya 9 años que el AVE llegó a nuestra ciudad cargado de turistas con prisa, de trabajadores cansados, de túneles, de hermosos trenes blancos…

Todos hablamos de la moderna Guiomar, de los 17 minutos a la capital, del qué caro pero qué cómodo y de lo lejos que queda de la ciudad. Pero muchos no se han preguntado aún el porqué del nombre de esta estación del futuro.

Guiomar es nombre mujer, pero no de una mujer cualquiera.

Era conocida como Guiomar, pero su nombre real era Pilar de Valderrama. Nació en Madrid el 27 de septiembre de 1889 y falleció en la misma ciudad el 15 de octubre de 1979 a la bonita edad de los 90 años.

Hasta aquí, todo normal. Pero, ¿por qué ella? Si hacéis un poco de memoria seguro que lo adivináis…

De mar a mar, entre los dos la guerra
más honda que la mar. En mi parterre,
miro a la mar que el horizonte cierra.
Tú asomada, Guiomar, a un finisterre,
miras hacia otra mar, la mar de España
que Camoens cantara, tenebrosa.
Acaso a ti mi ausencia te acompaña.
A mí me duele tu recuerdo, diosa.
La guerra dio al amor el tajo fuerte.
Y es la total angustia de la muerte,
con la sombra infecunda de la llama
y la soñada miel de amor tardío,
y la flor imposible de la rama
que ha sentido del hacha el corte frío (…)

Antonio Machado – de mar a mar

Pilar Valderrama fue reconocida como Guiomar en las letras del famoso poeta Antonio Machado. Escritor que ejerció de profesor en nuestro querido instituto segoviano Mariano Quintanilla, situado junto a acueducto, donde aún hoy se conserva intacta el aula en el que daba sus clases.

d148e5e

Ella llegó después de Leonor, la joven esposa del poeta que tras su tempranísima muerte, a los 18 años, había dejado un hueco irreparable en Machado. Aún conociendo el amor que Machado sintió por su esposa Leonor, la inspiración que Guiomar le brindó fue insuperable.

Su relación, principalmente a través de las cartas, se mantuvo en secreto hasta 11 años después de la muerte de Machado. En aquellas cartas él se refería a ella como a su diosa, declarándola así su musa más inspiradora. Más allá de la pluma un discreto café en Cuatro Caminos fue el único testigo de sus tertulias, Machado jamás mencionó su relación real con Guiomar, hablaba de ella como un producto de su imaginación, como un sueño de poeta.

En 1936 el exilio y la guerra les separó.

afb974d6d09aad106ee6869e363d6754

Pero aunque a Guiomar la conocemos por Machado, ella realmente poseía una vida independiente, estaba casada, y ejercía como escritora y poeta rodeada de grandes como Concha Espina y Juan Ramón Jiménez. Incluso publicó algunas obras, de poesía y teatro.

Unas tapias altas cerrando un espacio
pequeño:
Pequeño tan sólo si se mira a tierra,
pero ilimitado si se mira al cielo.

Hiedras en esas tapias.
Un ciprés muy viejo
al que en Mayo alegran unas golondrinas
pone en el ocaso su perfil austero.

Las nubes muy cerca.
El mundo muy lejos…

Crece el cinamomo junto a los granados,
el mirto, el romero;
y sobre la orilla fresca de un arroyo
abren sus corolas los lirios bermejos.

De mi propio campo, de mis propias flores
soy el jardinero.
¡Con qué amor las riego!

De hierbas, reptiles
e insectos,
que un día pudieran secar sus raíces,
las limpio y defiendo.

Y para que nunca ningún ser profano
a ultrajar llegara mis lirios bermejos,
quisiera crecieran… crecieran… las tapias
hasta confundirse con el ancho cielo.

Por fuera la vida
y yo aislada dentro
sobre el viejo mundo
en mi mundo nuevo…

Y cuando un extraño, mirando el recinto
curioso indagara. «¿Será torre o templo?»
Alguien respondiera: «Es Huerto Cerrado
donde se cultiva la Flor de los Sueños».

Pilar de Valderrama – Huerto Cerrado (1925)

Ahora que ya lo sabéis… nuestra estación de AVE parece un lugar más romántico, ¿verdad? Con su nombre de musa y sus hermosos trenes blancos, en mitad de esa llanura castellana que tanto gustaba a Machado.

¡Ya sabéis! La próxima vez que vayáis a recoger a alguien a la estación le contáis la historia.

Un saludo lectorcillos, ¡hasta la próxima!

<< >>

Dejar Un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

libroverdeportada

El curioso Libro Verde de Segovia

Curiosidades de Segovia

En el archivo histórico de nuestra ciudad se encuentra el  desconocido Libro Verde.  En él  se recogen las más extrañas y singulares costumbres segovianas. Fue escrito en 1661 por Francisco Arias de Verastegui, Licenciado y Regidor de la ciudad, como encargo del ayuntamiento vigente en el momento. Realmente es un archivo jurídico sobre  usos y […]

13407120_10202250440100297_2329122130876171610_nJC GARZON VAZQUEZ

Segovia se viste de rojo: la Amapola

Curiosidades de Segovia, Naturaleza, Primavera

Tras despedir una primavera sorprendentemente florida en Segovia, nos disponemos a dar la bienvenida a nuestros cálidos veranos de sombra y espiga. Hemos visto Viborera (Echium vulgare ), multitud de variedades de margaritas (Manzanilla, Silvestre, Botón de Oro…), Nomeolvides (Miosotiso Myosotis), Dientes de León (Taraxacum officinale), Gordolobos (Verbascum pulverulentum), Centaureas, Malvas, Aliagas… entre muchas otras. […]

110715-SEGOVIA-SUBTERRÁNEA_Página_11

Los misterios del subsuelo de Segovia

Curiosidades de Segovia, Segovia Escondida

Hacía frío y sol. Típica tarde primaveral en Segovia. La plaza mayor estaba llena de asiáticos que correteaban de un lado a otro arrastrando los pies. De entre todos, unos japoneses muy amables se acercaron a mí y me preguntaron: ¿hay metro en Segovia? Les expliqué que en España las ciudades pequeñas no suelen tener […]