La despedida del sol desde las montañas segovianas

SONY DSC

La despedida del sol desde las montañas segovianas

Vivo en un lugar privilegiado. Lo sé cuando cada día de mi vida lo despide la luz rosa del sol entrando por la ventana y llamándome: asómate, admira este tesoro irrepetible.

Es el ocaso en la Mujer Muerta, 2020 metros de altitud, pinares y arroyos llenos de vida: es una montaña de leyenda.

*Ladera norte de la montaña Mujer Muerta. Diciembre 2014

 

A sus pies nace la interminable llanura castellana que regala a nuestros ojos la eternidad del mar que necesitamos los que vivimos lejos de él.

Me gustan las puestas de sol, vamos a ver una puesta de sol…

-Pero tenemos que esperar …

– ¿Esperar a qué?

-Esperar a que se ponga el sol.

Al principio pareciste muy sorprendido, y luego te reíste de ti mismo. Y me dijiste:

-¡Siempre me creo en mi tierra!

Pero a ti, en tu pequeño planeta, te bastaba correr tu silla unos pasos. Y mirabas el crepúsculo siempre que te apetecía …

-¡Un día vi ponerse el sol cuarenta y tres veces!

…”

El Principito” de Antoine de Saint-Exupery

Digo que vivo en un lugar privilegiado porque la Mujer Muerta es como mi segundo jardín.

Los que habéis pasado la noche en ella conoceréis sus puestas de sol: no hay nada mejor que un par de baguettes pequeñas y unas latas de atún en el claro de un pinar para disfrutar del espectáculo.

*Cena subiendo hacia los pies de la Mujer Muerta. Agosto 2014

La estrella sol comienza a dejarse caer tiñendo el cielo de increíbles colores, según se acerca al suelo se va definiendo su bola roja de fuego, en cuestión de segundos se va recortando contra la línea del horizonte y empieza a hacer frío, mucho frío (incluso en verano), la llanura se tiñe de azul y comienza a encender sus diminutas luces aquí y allá, donde parecía que no había nada, termina de apagarse el cielo y él también enciende sus estrellas, a lo lejos se ve la ciudad, la torre de la catedral brilla siempre con más fuerza: se ha hecho de noche, un día más, en Segovia.

Yo lo he recogido en este pequeño time-lapse, ¡espero que os guste! (todavía estoy aprendiendo).

Si os gusta la montaña o simplemente necesitáis dar un paseo tranquilos, desaparecer durante unas horas, no tenéis más que coger la pista forestal que sube desde ”el panorámico” hasta los pies de la silueta de la mujer montaña, tendréis que dejar unas naves abandonadas a vuestra derecha y cruzar una puerta metálica.

No es necesario llegar hasta arriba para encontrar un buen rincón en el que tumbarse un rato a no hacer nada, perderse entre los árboles o simplemente caminar y caminar y caminar…

SONY DSC

SONY DSC

Realmente hay una explicación científica para que en Segovia estas puestas de sol sean tan especiales. En las mesetas, al igual que en el mar, la distancia entre nuestros ojos y el punto del horizonte hasta el que alcanza la vista, y en el cual desaparece el sol, es mayor. La cantidad de atmósfera que su luz traspasa hasta llegar a nosotros es, por tanto, mayor. Como explican las leyes físicas (de una manera muy muy muy sencilla), la luz tiene longitudes de onda diferentes por lo que su capacidad para atravesar la materia que flota en la atmósfera (humedad, polvo, ceniza, gases…) es diferente, las diferentes reacciones de la luz con las partículas en suspensión hacen que se produzca un proceso de refracción único en cada momento.

Como veis es una explicación científica de lo más romántica. Entendiéndolo así: los colores del cielo durante el ocaso y el amanecer son una casualidad preciosa. Y Segovia, como siempre en todo, está en el lugar adecuado. ¡Solo falta que nosotros estemos atentos al momento!

Disfrutad de estas cosas tan cotidianas y naturales que nos rodean, veréis como vuestro día termina de una manera diferente.

MC

<< >>

Comentarios

  1. Reply

    Preciosa descripción de un momento que muchos buscamos para poner la guinda al pastel de vivir cada día.

    Da gusto leerte, María, eres una máquina.

    • María Casas

      Mil gracias Jorge, ¡me has alegrado el día con tu comentario! Da gusto saber que hay personas que se paran, todavía, a admirar el mundo.

Dejar Un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

libroverdeportada

El curioso Libro Verde de Segovia

Curiosidades de Segovia

En el archivo histórico de nuestra ciudad se encuentra el  desconocido Libro Verde.  En él  se recogen las más extrañas y singulares costumbres segovianas. Fue escrito en 1661 por Francisco Arias de Verastegui, Licenciado y Regidor de la ciudad, como encargo del ayuntamiento vigente en el momento. Realmente es un archivo jurídico sobre  usos y […]

iphone febrero 2016 085-001

Segovia desde el cielo

Curiosidades de Segovia, Fotografía

Hoy, queridos todos, os traigo un reportaje muy especial. Porque… ¿Quién paseando por Segovia no se ha parado alguna vez y ha alzado la vista al cielo, ese cielo azul y limpio de las montañas…? Bueno, pues hoy he tenido la suerte de poder hacerlo al revés. Me explico: he mirado Segovia desde el cielo. […]

segovia 1920

Viaje al pasado a través de la fotografía: Segovia 1920-1930

Curiosidades de Segovia, Fotografía, Viaje al Pasado

A la fotografía le debemos muchos viajes al pasado, muchas caras antiguas, muchos paisajes extinguidos: una batalla ganada contra el olvido A veces no imagino un mundo sin fotografías. Miraríamos hacia atrás dentro de nosotros mismos y todo sería confuso: quizás no practicásemos tanto la nostalgia. Pero lo cierto es que el mundo está lleno […]

pinos silvestres bajo la nieve

Rastros en la nieve

Fotografía, Naturaleza

Al fin la nieve cubre nuestras montañas. Un reclamo difícil de resistir para aquellos que tienen querencia por el campo. De repente todo son prisas: amanece el domingo y ya estamos buscando guantes, cuellos y abrigos, apretujando los pies en las botas tras dos buenos pares de calcetines. Mientras, miramos con esperanza y temor a un cielo que […]