Rastros en la nieve

pinos silvestres bajo la nieve

Rastros en la nieve

Al fin la nieve cubre nuestras montañas. Un reclamo difícil de resistir para aquellos que tienen querencia por el campo. De repente todo son prisas: amanece el domingo y ya estamos buscando guantes, cuellos y abrigos, apretujando los pies en las botas tras dos buenos pares de calcetines. Mientras, miramos con esperanza y temor a un cielo que de desencapotar truncaría en agua y barro frías horas de diversión.  Pero la nieve,  gracias a su naturaleza maleable y monótona, también nos permite seguir las trayectorias de otros animales. Rastros de corzos, jabalíes, zorros, ardillas, esbozarán, de mejor o peor gana, un mapa de la vida campestre.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Bando de palomas

Y es que, en comparación con la mayoría de los mamíferos, los humanos poseemos una visión diurna agudísima, pero en lo que respecta a otros sentidos, como el olfato, no estamos ni mucho menos bien dotados. La nieve, testigo de quién pasó, traslada al registro visual los rastros olfativos que otros animales, como cualquier persona que tenga un perro sabrá, tan bien detectan.

A continuación, os ponemos algunas de las huellas más comunes y fáciles de identificar, para que la próxima vez que salgáis por las montañas nevadas, sepáis mejor con quien compartís el camino.

Comencemos con los ungulados, esto es, que se desplazan sobre la punta de los dedos, normalmente pezuñas:

Jabalí:

jabali-nieve
foto obtenida de pirineos3000

En lo que respecta a rastros, los jabalíes se hacen notar. Si andando por el monte encontramos que es suelo está levantado(hozado), es que no hace mucho una piara de jabalíes tuvo a bien buscar su sustento ahí. Suele ser un animal gregario, por lo que normalmente encontraremos huellas de varios ejemplares, aunque tambien presente comportamientos solitarios.  Sus huellas destacan por marcar las cuatro pezuñas (aunque en otro tipo de firme puede que esto no ocurra, en la nieve es muy difícil que no queden plasmadas las cuatro). Pueden tener cierto parecido con las huellas de cérvidos, pero en éstos las pezuñas secundarias no se suelen marcar, y de hacerlo, quedarían alineadas detrás de las primarias, siendo la huella mucho más alargada que la del guarro. Varian en tamaño, pero en ejemplares adultos pueden llegar a los 6-7 cms.- de anchura.  Las huellas dejadas al paso y al trote son abiertas, a lo “pingüino”.

Corzo:

Foto obtenida de http://elvalledesabero.blogspot.com.es/
Foto obtenida de http://elvalledesabero.blogspot.com.es/

El menor cérvido europeo es también el más forestal de todos. Aspecto inconfundible: su hocico negro, el culo blanco, y las pequeñas astas en los machos no dejan lugar a dudas.

Marca unas pequeñas pezuñas, finas y alargadas, pero de punta roma, de unos 4,4 x 3 cms.  Sus huellas al trote dibujan casi una línea recta. A pasos muy rapidos puede marcar las pezuñas secundarias, pero a diferencia del jabalí, siempre quedarán alineadas con las delanteras, y en una posición más atrasada.

Ahora es el turno de un lagomorfo(conejos y liebres) y un roedor:

Liebre:

Foto obtenida de http://elvalledesabero.blogspot.com.es/
Foto obtenida de http://elvalledesabero.blogspot.com.es/

A pesar de tener 5 dedos, raramente se marca el quinto. Las huellas dejadas por la liebre en sus despalzamientos a saltos son muy características: las patas posteriores estarán alineadas horizontalmente(dejando mayores huellas, especialmente en la nieve), mientras que las anteriores  quedarán alineadas verticalmente. Para diferenciarlas de las del conejo existe un truco: si la anchura del pie posterios es igual o mayor a una caja de cerillas, será de liebre, si es aproximadamente 2/3 partes, conejo.

Ardilla:

Foto obtenida de http://notasdecampoyjardin.blogspot.com.es/
Foto obtenida de http://notasdecampoyjardin.blogspot.com.es/

La ardilla presenta unas huellas inconfundibles, teniendo la huella de los pies anteriores cuatro dedos largos y finos(dan sensación de manitas), en los que se marcará la uña; los posteriores, mucho mayores, marcarán los cinco dedos. Al desplazarse a saltos, las huellas dejadas son siempre iguales: huellas posteriores mucho mayores que las anteriores, estando cada par a la misma altura. Dibujan, como se ve en la foto, un trapecio.

 

Acabemos con tres ejemplos de carnívoros:

Tejón:

Foto obtenida de https://whyevolutionistrue.wordpress.com
Foto obtenida de https://whyevolutionistrue.wordpress.com

Las huellas de este mustélido recordarán a las dejadas por las zarpas de un oso, pero en miniatura. Marca cinco dedos, en una huella muy cuadrada, aunque algo más lara que ancha. Las medidas son de unos 5 centímetros de largo por cuatro de ancho en los pies anteriores, y medio centímetro menos en los posteriores. Aunque quizá lo que más llame la atención del rastro de este animal son las uñas, que marca a más de un centímetro de distancia del resto de la huella.

Zorro:

red fox pattern

Huellas parecidas a las de un perro pequeño( marca cuatro dedos), pero más finas y con forma de gota, donde las uñas de los dos dedos centrales suelen marcarse muy bien. El rastro dibujado por el zorro al caminar está muy alineado, pero su incansable curiosidad hará que dibuje constantes zigzagueos, yendo de aquí para allá mientras que busca algo para echarse al estomago.

Lobo:

huellas de lobos en la nieve
Foto del autor.

El mayor carnívoro de nuestras tierras. Como buen superdepredador, es  indiscutible su reinado en la punta de la pirámide trófica. Si tenéis suerte, en vuestros paseos podréis encontraros con las huellas del lobo, aunque no sean siempre faciles de distinguir de las de un perro. Sus dimensiones son unos 8-10 cms. de largo por 7-8 cms. de ancho. La almohadilla central dejada en la huella suele estar más atrás que las de muchos perros, en los que está más metida entre las almohadillas de los dedos. La huella es, pues, más alargada. Aún así, hay perros que presentan también este tipo de huellas, por lo que deberemos recurrir a otras pistas. Una obvia, que no vayan acompañadas de pisadas humanas. El paso del lobo, a diferencia del de los perros, es muy decidido, no se van despistando cada dos por tres.

 

 

<< >>

Dejar Un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

640px-Fiesta_de_San_Juan_en_Albacete

Las fogatas de San Juan

Historia, Naturaleza, Sin Categoría

Se acerca la Noche de San Juan y en Segovia, como en tantos otros lugares de España, ya están preparadas las enormes pilas de leña que servirán para alimentar a las famosas hogueras sanjuaninas o luminarias. El solsticio acaba de inaugurar el verano: aunque las noches sean las más cortas del año, los días no […]

SONY DSC

Luz en una fría noche segoviana

Arte, Fotografía, Navidad

Todos nos hemos quedado alguna vez ensimismados con las luces de la ciudad. Vemos los coches que suben y bajan las avenidas dejando estelas blancas y rojas, los semáforos regulando el ritmo de las calles, la publicidad con sus neones, sus cines, teatros y colonias, cada ventana que al anochecer se enciende dando señales de […]