SECRETOS QUE ESCONDEN LOS NOMBRES DE LAS CALLES SEGOVIANAS II

plano-segovia-odriozola-1901

SECRETOS QUE ESCONDEN LOS NOMBRES DE LAS CALLES SEGOVIANAS II

Buenas de nuevo lectorcillos!

Cuanto tiempo… me vais a tener que disculpar, pero es que me he marchado a vivir al país del mar y los yogures… ¡A Grecia! y esto es un no parar.

Echo de menos nuestra ciudad… sus calles medievales, su Alcázar, sus templos románicos… y lo que más: su silencio. El maravilloso silencio de Segovia. Pero bueno, el tema segovianos por el mundo va a ser el artículo del próximo día…

Hoy, ya que la otra vez hubo bastantes interesados ;), os traigo un pequeño nuevo recopilatorio de nombres de calles segovianas con los porqués de su denominación, siguiendo las indicaciones de aquel manual Las Calles de Segovia -Noticias Tradiciones y Curiosidades- del que os hablé en nuestra ultima publicación.

md1873067956

Empezamos con una famosa, ¡la calle de los espejos! su nombre se debe, como podéis imaginar, a 7 grandes espejos  que decoraban el exterior de una galería del palacio de Enrique IV en la que se dice que dormitaban encerrados los leones que el monarca poseía para su recreo.

Ahora cuando pasemos por esta calle podemos imaginar al monarca paseando por su galería de espejos escuchando el rugir de las fieras…

Enrique IV de Castilla. miniatura de un manuscrito del viajero alemán Jörg von Ehingen 1455
Enrique IV de Castilla. miniatura de un manuscrito del viajero alemán Jörg von Ehingen 1455

Ascendemos ahora hacia José Zorrilla dejándonos caer por una de esas calles tímidas: calle Estiradores. Estiradores…? ¡sí! Estiradores eran aquellos que ejercían la profesión de estirador, y que vivian en esta zona de la ciudad. Se dedicaban a alargar los paños, una profesión muy reconocida en el siglo XVIII, época de oro de la industria pañera segoviana.

Una de las más curiosas en la ciudad por su título es la calle Gascos, que parte del azoguejo. Debe su nombre a los gascones, franceses provenientes de la región de Gascuña. Fueron unos gascones los que acompañaron la famosa imagen de madera articulada del Santísimo Cristo que vino desde Francia en una yegua hasta la iglesia de San Justo. Tras su largo viaje fue en el barrio que rodea esta calle donde se alojaron y descansaron durante días.

CRISTO DE LOS GASCONES (SEGOVIA)
Cristo de los Gascones

Fácil de imaginar pero no por ello menos interesante es la calle de las Hilanderas. Dice nuestro callejero ya a principios del siglo XX: “¡Hermosos tiempos aquellos, aunque tengan el desprecio de los modernos preconizadores de lo nuevo, en que la familia castellana, reconcentrada en el hogar, hacía y fabricaba las telas que necesitaba para el uso de su persona y de su casa, y tejían el hilo y el cáñamo y cosían sus camisas, sus mantelerías y sus sábanas, lo que no desdeñó la católica Reina, que hilaba su ropa, ni dejaron de hacer las nobles hembras de los siglos anteriores al os nuestros, antes de que la presunción de los tiempos y la moderna industria cambiase las costumbres clásicas y familiares!” 

La imagen que nos trae parece salida de un cuento de Andersen: los niños correteando, los hombres saliendo del hogar para su oficio y las buenas vecinas sentadas en el portal, hilando con sus ruecas sin parar, rodeadas de cestos de hilos, agujas y lanas.

Segoviana recogiendo el hilo. Siglo XIX
Segoviana recogiendo el hilo. Siglo XIX

Más famosa sin duda, es la senda de la Hontanilla a fueras de la muralla, cuyo nombre deriva ni más ni menos que de la palabra “fuente”, por la fuentecilla de aguas claras que brota en su recorrido.

Ya para terminar nuestro recorrido de hoy, respondemos a un comentario en la primera versión de SECRETOS QUE ESCONDEN LOS NOMBRES DE LAS CALLES SEGOVIANAS, en el que nos preguntaban por la calle Peñuelas. Una travesía, antaño de tierra, en la que se encontraba un prominente conjunto de grandes piedras bastante característico, en el lado que da hacia la calle Morenas, y al cual se referían como “las Peñas”.

Nos despedimos por hoy, como siempre os animo a comentar, preguntadnos por vuestra calle, ¡estamos encantados con vuestras aportaciones y curiosidades!

¡Hasta la próxima lectorcillos!

 

María CE

<< >>

Comentarios

  1. Reply

    Muy interesante. Para mí, la alusión a las Peñuelas, me retrotrae a mi niñez, porque yo viví en Peñuelas, nº 4, y, efectivamente, al lado de la calle Las Morenas, que nosotros llamábamos la calle Larga estaban las peñas a las que se aluden en el texto.
    Enhorabuena y gracias.

Dejar Un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

rayo segovia

¿Cuánto sabes de Segovia?: Segovia mágica y oscura

Adivina adivinanza..., Curiosidades de Segovia, Segovia Escondida

¡¡Bienvenidos a Junio, lectores!! Para celebrar la llegada del verano hoy os traemos una sorpresa especial: es vuestra oportunidad para demostrar ¿cuánto sabes de Segovia? El tema en concreto de este primer test que publicamos va a ser: Segovia, mágica y oscura. Sois bienvenidos a participar todos: segovianos y no segovianos. Y es muy sencillo: […]

536179_206269739532874_739189012_n

Descubre una Segovia Escondida

Segovia Escondida, Sin Categoría

Como dice la joven poeta segoviana Elvira Sastre en su poema ‘un sueño’: mirando al suelo -siempre- para no perder detalle de la belleza de las cosas que son más pequeñas que nosotros. Así nos gusta caminar en Segovia Encendida. Por eso queremos que… Si eres cazador de rincones. Si lo que quieres es conocer […]

Fullscreen capture 192016 10027 AM.bmp

Misterios de nuestra rutina: El Adelantado de Segovia

Curiosidades de Segovia

Aunque Segovia es pequeña y muchos no lo crean… aquí pasan cosas todos los días, por eso: nuestra historia ha sido recogida siempre muy de cerca  en numerosos periódicos, diarios, semanarios… que se han ido sucediendo años tras años para que no perdiésemos detalle y que han nacido gracias a todos esos intelectuales que han […]

alcazar_segovia_incendio_1862_elnortedecastilla

Segovia antes de los incendios

Curiosidades de Segovia

La historia de Segovia carga a su espalda, como todo aquel que ha vivido y es anciano, con un buen saco de momentos difíciles y grandes desastres tanto naturales como humanos, de los que ha renacido gracias a personajes amantes de esta ciudad, de su historia, que velaban porque en el futuro, hoy, nosotros pudiésemos […]