Segovia antes de los incendios

alcazar_segovia_incendio_1862_elnortedecastilla

Segovia antes de los incendios

La historia de Segovia carga a su espalda, como todo aquel que ha vivido y es anciano, con un buen saco de momentos difíciles y grandes desastres tanto naturales como humanos, de los que ha renacido gracias a personajes amantes de esta ciudad, de su historia, que velaban porque en el futuro, hoy, nosotros pudiésemos seguir disfrutando de su esplendor.

En concreto voy a hablaros de dos momentos, dos momentos que llenaron nuestro cielo de cenizas y nuestra noche de llamas oscuras.

Son los incendios que desolaron la Catedral, en 1614, y el Alcázar en 1862.

El de 1614 se produjo por la caída de un rayo en una imponente tormenta eléctrica de septiembre. “…empezó a soplar tan grande viento en un nublado espeso que oscureció todo lo que pareció visible y alterándose el aire comenzó la más recia tempestad de truenos, relámpagos y rayos que jamás se han visto en aquella ciudad… “

El fuego comenzó en la cúpula de la torre, que hasta entonces con sus 108 metros ¡era la más alta de España! (más incluso que la Giralda de Sevilla), y cuyo capitel estaba construido con madera de caoba traída de las américas. La reconstrucción que costó 50.000 ducados y tres años de duro trabajo se hizo gracias a las limosnas y contribuciones del pueblo segoviano, y su torre, diseñada conservando sus motivos góticos aunque con 12 metros menos, es la que hoy conocemos.

El Alcázar por su parte ya había sufrido anteriormente otro incendio entre otras muchas guerras y asaltos, pero el de marzo de 1862 fue sin duda el definitivo. Las investigaciones apuntaron a que la causa fue una estufa, y el fuego duró dos días enteros. Las estructuras internas de madera y todo lo que guardaba el castillo quedó reducido a cenizas, a excepción de algunos libros y piezas que arrojaron por las ventanas hacia el  barranco para salvarlas.

*En el archivo histórico de Segovia se conservan algunos libros aún negros del humo y con algunas partes quemadas.

6477123439_127a318d32

Así se mantuvo en ruinas hasta 20 años más tarde y su restauración duró 14 años.

Realmente, los arquitectos (Joaquín de Odriozolay Antonio Bermejo) no rescataron el alcázar inmediatgamente anterior, que había sido restaurado en el siglo XVII con un aspecto más herreriano , sino el medieval original.

 

Como véis, pese a los golpes del tiempo, ni nuestra catedral ha dejado de ser La Dama de las Catedrales, ni nuestro alcázar un castillo de cuento, y por eso hago una mención especial a todos aquellos que trabajaron, trabajan y trabajarán en la restauración y conservación del patrimonio.

 

 

 

 

<< >>

Dejar Un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

phoca_thumb_l_adarve puerta de san andrs

Érase una vez, más allá del acueducto y el cochinillo, un reino cercano que nadie conocía…

Curiosidades de Segovia, Segovia Escondida

Segovia es muchísisisimo más que cochinillo y acueducto… pero, a veces, parece que solo los que somos de aquí lo sabemos. Los turistas suben y bajan la calle real como si fuese un largo pasillo y el resto de la ciudad un escaparate caro, ¡una tierra inexpugnable! Nosotros tenemos que demostrarles que no, que hay […]